¿Cómo mantener los ojos limpios?

Una de las características del Persa y Exótico que los hace únicos, son sus grandes y redondos ojos ubicados cerca de la nariz, por lo tanto es común que produzcan una alta cantidad de lágrimas.

En ambas razas este lagrimeo es acumulado en los párpados inferiores, y al entrar en contacto con el aire la secreción se oxida y provoca a simple vista manchones marrones y costras.  Así que hoy te mostramos cómo mantenerlos limpios y de esa forma evitar infecciones e incluso úlceras oculares.

Es importante limpiar los ojos de tu gato mínimo una vez cada día, por dos razones: tanto por estética (en especial en gatos que tengan la zona debajo del ojo color blanco) y por higiene, de esta forma él se sentirá cómodo, limpio y sobre todo los mantendrás saludable.

Es importante que sepas que en caso de que tu gato lagrimea de manera excesiva, es de decir: una vez hecho la limpieza en menos de media hora se encuentra sucio de nuevo. Es importante acudir a tu veterinario.

¿Qué necesitarás?

  • Gasas (Paquete de 200 piezas por $208 . )
  • Almohadillas desmaquillantes (Paquete de 300 piezas por $205 . )
  • Solución líquida para lagrimal (Nuestra recomendación: Burt´s Bees Tear Stain Remover, por $169 . )
  • Gotas oculares hidratantes 

Evita usar el algodón común, papel higiénico o servilletas para limpiar los ojos a tu gordito.

Ya que estos materiales se rompen y desprenden hebras fácilmente que pueden quedarse en el interior del ojo e irritarlo. Otro material que debes evitar son las toallitas húmedas, ya que la mayoría de sus ingredientes pueden ser dañinos para los ojos.

Primero humedece la gasa con la solución removedora de manchas que hayas elegido y empieza a colocar por 5-10 segundos en el área debajo del ojo, de esta forma se humedece cualquier rastro de costritas. Dobla la gasa y siempre con un lado limpio empieza a limpiar perfectamente bien cada ojo. Es importante que uses una gasa diferente en cada ojo. El ojo quedará limpio cuando ya no tengas costras o rastros de lagañas.

Finalmente aplica en cada ojo una gota de gotas hidratantes oculares. De esta forma se evita que el gato tenga ojo seco.

¡Comparte toda esta ternura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *